lunes, 12 de junio de 2017

BUFFY CAZAVAMPIROS


Saludos, comandantes!
Hoy traigo un juego muy reciente que para mí tiene un encanto muy particular por la temática que toca. Se trata del juego de mesa Buffy, The Vampire Slayer, o como la conocemos por aquí, Buffy Cazavampiros. Decía que para mí es muy especial porque la serie de televisión dedicada a este personaje y su peculiar universo es una de mis series favoritas, por muy ñoña que pueda parecer. Crecí con ella y, cuestiones nostálgicas aparte, me parece que para el producto que es está muy bien desarrollada y pose unos personajes buenísimos.
Dicho esto, ¡cojamos nuestros crucifijos, afilemos las estacas y lancémonos a matar vampiros por las calles de Sunnydale!

¿De qué va esto?

Buffy, The Vampire Slayer es un juego cooperativo de 1 a 6 jugadores en el que cada jugador asume el control de uno de los personajes más representativos del universo de Buffy. El grupo deberá enfrentarse a un archi-enemigo elegido entre los seis que vienen en el juego y a una serie de “monstruos de la semana”, una clase de tipos malvados algo más malos que los simples vampiros y demonios que suelen andar sueltos por ahí.
La acción transcurre en la ciudad de Sunnydale, el lugar donde transcurren las aventuras de Buffy en la serie de TV. Sunnydale está representada en el tablero mediante una imagen aérea panorámica con ampliaciones de las zonas más importantes, que es por las que se irán moviendo nuestros personajes.
A lo largo de varias rondas de juegos los personajes tratarán de dar caza a los malos para desbaratar los planes del Enemigo al que se estén enfrentando, ese que trata de lograr el advenimiento de un apocalipsis prácticamente inminente.

¿Y cómo funciona?

La mecánica del juego es sencilla y, por qué no decirlo, bastante estratégica. No hay tiradas de dados sino que todo se resuelve mediante el uso de cartas. Existe el componente azaroso, como no podía ser de otra manera, pero la planificación de nuestras acciones y la coordinación resultarán vitales para poder llegar a una resolución acertada a cada situación y enfrentamiento.
En cada ronda los personajes se irán turnando para llevar acabo una de sus cuatro acciones disponibles. Cada acción deberá ser una de las siguientes: Mover, Luchar, Buscar, Usar o  Acción Especial.
Cada personaje posee una Acción Especial, un tipo de acción que le permitirá hacer algo distinto. Dicha acción también puede usarse para llevar a cabo una de las otras acciones básicas. Sin embargo, siempre que se emplee una Acción Especial (del modo que sea) se disparará un evento de juego, de manera que habrá que ser cuidadosos a la hora de elegir el momento en que hacemos usos de nuestras habilidades.
El juego irá progresando a medida que vayamos revelando los planes del enemigo al que nos enfrentamos. Al inicio del juego se forma una reserva con tres cartas de plan robadas al azar de un mazo de seis cartas disponibles para cada archi-enemigo. Cada vez que derrotemos a un “monstruo de la semana” revelaremos la siguiente carta de plan, y así hasta revelar las tres. De este modo deberemos derrotar tres de esos monstruos antes de que nuestro enemigo se revele.  Asimismo el juego se va complicando a medida que el plan del malo malísimo va siendo revelado. El juego alcanza su clímax cuando nuestros personajes corren a enfrentarse al enemigo.
Dicho sea de paso, cada enemigo tiene una serie de reglas que se aplican desde el primer momento, así cada rival afecta de un modo concreto al juego y a los vampiros y demonios que forman la primera línea de ataque de cada archi-enemigo.

¿Y de rejugabilidad qué tal?

Bien, el juego me parece que tiene una rejugabilidad bastante aceptable. Teniendo en cuenta que disponemos de seis enemigos a los que enfrentarnos y que para ello tendremos que derrotar primero a tres “malos de la semana” elegidos al azar de entre un buen montón creo que tenemos juego para rato. Esto sumado a que el juego es sencillo y rápido de jugar hará que si nos gusta después de una primera partida no nos dé pereza enfrentarnos a otro enemigo o hacerlo contra el mismo pero con diferentes personajes.

Mi opinión como fan de la saga

Buffy, The Vampire Slayer es un juego completamente temático de manera que, aunque la mecánica sea buena y aplicada a otro tema o trasfondo pudiera hacer las delicias de otros jugadores, si el rollo no te va lo mejor que puedes hacer es buscar otro juego.
Pero a los que nos gusta el universo de Buffy vamos a disfrutar como enanos corriendo por Sunnydale metidos en la piel de sus protagonistas convirtiendo vampiros en polvo y dando palizas a demonios y bichos raros. Para empezar, con solo ojear el mazo de “monstruos de la semana” nos encontramos con viejos conocidos a los que nos encantaría enfrentarnos. Los archi-enemigos son sencillamente geniales. Tenemos al Maestro, el primer enemigo realmente chungo al que se enfrentó Buffy. Está el malvado alcalde Wilkins, ese tipo siniestro y bizarro que comía bichos y pretendía convertirse en un demonio para dominar el mundo. Luego nos encontramos con Adán, un ingenio cibernético creado por una división secreta del Gobierno a partir de partes de demonio, humano y vampiro que, tras cobrar conciencia de sí mismo y su poder, decido formar un ejército para instaurar un nuevo orden. También tenemos a Glory, el dios demonio encerrado en la forma de una atractiva mujer rubia que intenta desgarrar la realidad para traer su reino de caos demoníaco a nuestro mundo. Está Caleb, un sacerdote corrompido por los poderes de un mal primigenio y que realmente es el lugarteniente del que sería el último enemigo al que se enfrentaría Buffy en la saga de TV: El Primero, el mal en sí mismo. Éste es el sexto y último enemigo que encontramos en el juego.
En cuanto a los personajes, bueno, se echa de menos a algunos personajes de la saga pero los más emblemáticos están aquí. Tenemos a Buffy, a Willow, Xander, Giles, Spike y Ángel, cada uno con sus habilidades especiales.

La verdad es que el juego reúne todos los elementos de la serie de TV como para hacernos pasar un rato muy entretenido. Personalmente a mí me ha animado a ver de nuevo la serie (por enésima vez, jajajaja).


jueves, 8 de junio de 2017

BETRAYAL AT BALDUR'S GATE


Saludos, comandantes!
Este otoño se pondrá a la venta Betrayal at Baldur's Gate, un juego heredero del ya clásico Betrayal At House on the Hill, donde de tres a seis jugadores se internan en una casa embrujada para explorar sus estancias hasta que se revela un traidor que da comienzo a la verdadera aventura y la lucha por la supervivencia. Esta vez el escenario es la mítica ciudad de Baldur's Gate, ubicada en la Costa de la Espada en el fantástico mundo de los Reinos Olvidados de D&D. La mecánica es similar a la de su predecesor, aunque las diferentes y numerosas tramas a las que nos enfrentaremos serán distintas. ¿Serás tú quien traicione al grupo y lo lleve hasta una trampa mortal?